PROYECTO GREEN VIRUS. 2016

Green Virus es un proyecto que busca incrementar las áreas verdes públicas de la ciudad de Médellín, Ciolombia, a través de la construcción colectiva de una serie de "parques verdes" o jardines, con el objetivo de mejorar las condiciones ambientales de la ciudad y la calidad de vida de sus habitantes.

Proyecto ganador de la convocatoria Fondo Ciudades Para Todos 2016.

Idea ganadora del reto Calidad del Aire convocado por Mi Medellín, Ruta N y Low Carbon City

Leer documento

Antecedentes

La ciudad actual se vislumbra como un escenario complejo y vulnerable en estrecha relación con la “calidad de vida urbana”, y uno de los indicadores más claros de dicha vulnerabilidad se expresa en la disminución de las áreas verdes necesarias para garantizar el bienestar físico y psicológico de los ciudadanos.

 

La ciudad de Medellín no es ajena a esta situación. La Organización para la Cooperación y Desarrollo (OECD) recomienda que cada ciudad debería tener de 10 a 15 m² de áreas verdes por persona; sin embargo, Medellín solo cuenta con 1.52 m²/hab, una cantidad muy inferior a lo recomendado por la OECD. Esto sumado a los altos índices de contaminación, al incremento sostenido del parque automotor y al constante reemplazo de áreas verdes por obras de infraestructura gris; evidencian el déficit que presenta la ciudad en torno a la cantidad de áreas verdes necesarias para mantener su balance ambiental y para garantizar espacios de recreación, ocio y convivencia para los ciudadanos

La importancia de la vegetación

Los elementos naturales además de romper con la monotonía gris del paisaje urbano, tienen una importante función a nivel ambiental, social y psicológica en la ciudad. Entre los servicios ambientales que las áreas verdes prestan se encuentran la regulación térmica y acústica, la captura de CO2 y emisión de oxígeno, la disminución de los niveles de contaminantes en el aire y la disminución de los efectos de las llamadas “islas de calor”; además de representar sitios de refugio, protección y alimentación de fauna silvestre.

 

A nivel psicológico, las áreas verdes tienen una importante función en la “restauración” y la recuperación del equilibrio psicológico y la salud física de las personas. La necesidad de espacios verdes en la ciudad está dada en lograr que las personas puedan recuperarse de la sobrecarga de los entornos urbanos altamente tecnificados, y de las rutinas y obligaciones asociados a ellos. Asimismo, el contacto con espacios verdes, puede producir efectos emocionales que se traducen en la expresión de sentimientos positivos y en el bloqueo de sentimientos negativos.

 

En cuanto a los servicios sociales, las áreas verdes urbanas representan los espacios favoritos para el esparcimiento, la recreación y el deporte, además de ser espacios ideales para propiciar el fortalecimiento de los lazos comunitarios y la convivencia pacífica de los ciudadanos.

El proyecto

El proyecto “Green Virus” busca a través de un conjunto de intervenciones creativas, económicas, y efectivas, incrementar los niveles de áreas verdes públicas de la ciudad de Medellín (cada vez más difíciles de satisfacer debido a la escasez de suelo urbano) con el objetivo de mejorar sus condiciones ambientales y la calidad de vida de sus habitantes. Para lograr este incremento, el proyecto plantea la construcción colectiva de una serie de “parques verdes” utilizando para ello materiales reciclados y propios del área de intervención.

 

A nivel metodológico el proyecto se desarrolla en 3 fases: en primer lugar se realiza una labor de búsqueda de calles o espacios subutilizados en la ciudad y con déficit de áreas verdes, la segunda fase corresponde a un trabajando social en el que se detecta una comunidad interesada en trabajar de forma colaborativa para mejorar su hábitat (un proyecto de co-creación), y la última fase que corresponde al diseño y construcción colectiva del parque.

 

El proyecto cuenta con dos prototipos construidos en el centro de Medellín sobre el eje del tranvía de Ayacucho. Para su ejecución participaron aproximadamente 50 voluntarios de instituciones como el Metro de Medellín, la Fundación Universitaria Bellas Artes, La Ciudad Verde, los colectivos Tricilab y Deúniti y el Colegio Militar José María Córdoba. Con el proyecto se han sembrado aproximadamente 15 árboles y 230 arbustos, se instalado mobiliario urbano y se han realizado varias intervenciones de arte urbano en pisos y jardineras. El proyecto ha sido sumamente exitoso gracias al uso y apropiación por parte de artistas, vecinos y visitantes, que han encontrado en estos parques un espacio de expresión, descanso y convivencia ciudadana.

Se espera que el proyecto continúe regando el virus verde en otros puntos de la ciudad, y de este modo contribuir mediante una alternativa mucho más económica, flexible y creativa, a incrementar las áreas verdes urbanas con el propósito de convertir a Medellín en una ciudad más verde y humana.

© 2016 by Ciudad Creativa

ciudad 

creativa